7.10.10

DIA VENTOSO EN BALMASEDA

Este fin de semana estaban previstos vientos de más de 100 kilometros a la hora, y la cita era en Balmaseda. Además amenazaba lluvia por lo que la primera labor era buscar un lugar seguro para poder pintar. Los que lo hicieron a campo abierto tuvieron que sujetar los caballetes con cuerdas a elementos más sólidos como farolas o árboles. Yo me coloqué bajo unos soportales y más de una vez tuve que sujetar el caballete para poder pintar. El tema es la fachada de la iglesia de San Severino, muy pintada ya en anteriores ocasiones por diferentes compañeros, con personas saliendo de la iglesia y algunos paseantes en primer término. La falta de sol impidió la aparición de contrastes en las sombras.

20 comments:

Franz said...

Hola Carlos, buen trabajo, me recuerda a uno de esos vientos y lluvias a menudo en invierno, acompañando a nuestros días aquí en Cerdeña.
Un abrazo

Manolo López said...

Que fachada tan impresionante, me encanta esos toques con que consigues una formas muy buenas. Tengo mis dudas con el lector. Un abrazo

Tito said...

Che dire Carlos, è perfetto! Credo che non sia facile dipingere questa chiesa meglio di come lo hai fatto tu. Ciao!

Elvi said...

Mi piacciono sempre queste scene di vita. L'uomo in carrozzina, quello
sulla panchina. Che dire poi di come l'hai dipinto. In modo mirabile come sempre. Elvi

Cristina Dalla Valentina said...

Un dipinto pieno di vita! Splendido! Un abbraccio!

Mª José Barrera Garrido said...

Una acuarela llena de vida. Me gusta el detalle del pasenate con la silla de ruedas, he visto pocas obras en las que se plasme esa realidad.
Buen trabajo.

Un saludo. Mª José

Reyes Rodriguez Vicent said...

Carlos me sigo afirmando en el colorido tan personal que tienes. La fachada es espléndida aunque no tenga el contraste de las sombras.
Es cierto lo que dice Mª. José sobre el paseante en silla de ruedas, una nota de vida llena de humanidad.
Un abrazo y gracias por tu visita. R. Vicent

carlos diez said...

Muchas gracias Franz, a veces hay que luchar contra los elementos como se dice por aquí además de con el cuadro. Un abrazo.

carlos diez said...

Hola Manolo, las figuras en primer termino no han quedado muy bien sobre todo el que empuja el carro que parece lo lleva de costado y ha quedado un poco más grande de lo que era. Un abrazo.

carlos diez said...

Grazie Tito, en los concursos lo primero que miro son las iglesias por si me inspiran, siempre tienen algo interesante. Un abrazo.

carlos diez said...

Gracias Elvi por tus palabras Un abrazo.

carlos diez said...

Grazie Cristina

carlos diez said...

Hla Maria JOsé, me gusta incluir figuras en el paisaje. En esta ocasión dudé entre una madre con el carro del niño o este otro. Me decidí por ser menos visto en nuestras calles y en los cuadros. Un abrazo.

carlos diez said...

Gracias Reyes, intento meter alguna persona en los temas sobre todo urbanos, si no parecen pueblos fantasma. Un abrazo.

Juan Valdivia said...

Suelta y limpia, Carlos. Como debe ser en acaurela.
Saludos

albert gallego said...

Hola, Carlos.Me salté tu última acuarela, la de Oñati, que me parece preciosa, como si se pudiera palpar la lluvia en ese fondo desdibujado. Y la de hoy te ha quedado estupenda, a pesar de la incomodidad del día. La fachada es muy luminosa aunque no hiciera sol, tal vez potenciada por el cielo gris y la sombra del primer término. Mi enhorabuena más sincera. Un abrazo.

carlos diez said...

Gracias Juan, un abrazo.

carlos diez said...

Hola ALbert, muchas gracias por tus comentarios. La verdad es que el tiempo no ayuda para poder pintar a gusto, pero se hace lo que se puede. Un abrazo.

Denise Scaramai said...

La falta de sol no era un problema
ya que utiliza colores tan excepcional,
este cielo es perfecto, muestra la situación de suspenso ...
¡felicidades!
Estas acuarelas son hermosos!
Abrazos

carlos diez said...

Gracias Denis, un abrazo.